DELICIOSO DOLOR


No sé si nombrarlo dolor si desde un principio es tan placentero … quién no ha saboreado de un labio mordisqueado dentro del beso apasionado; disfrutado de un chupetón que luego se esconde con una bufanda o un cuello largo por lo que esto significó (dos personas en el juego del amor); enloquecido por la caricia agresiva de una boca sobre tu pezón; desfallecido por el estruendoso vaivén desenfrenado; embrutecido por la entrega de tu amado al ofrecer tu amor…

.

fuerte

.

El delicioso dolor provocado con la intención de buscar la satisfacción mutua se disfruta al máximo.

Por lo menos es una de las formas en que a mi manera de ver y sentir son de las más exquisitas… no tanto así el sometimiento de alguno de los involucrados, esto sería denigrante y un abuso; aunque para algunas personas tiene tanta satisfacción el hecho de provocar dolor y daño en su pareja.

En alguna ocasión en Nippix, comenté que me gustaría sentirme violada, ultrajada; eso es una fantasía y así quedará, sólo en mi imaginación y con el violador que elegí …

No voy a mentir, me encanta el dolor infringido por mi Bb, los juegos, las palabras dulces y las fuertes, las caricias dulces y las no tan suaves…

Cada pareja tiene su forma de demostrar su afecto y su pasión…

.

LA FLOR DEL CASTAÑO

Marqués de Sade

Se supone, yo no lo afirmaría, pero algunos eruditos nos lo aseguran, que la flor del castaño posee efectivamente el mismo olor que ese prolífico semen que la naturaleza tuvo a bien colocar en los riñones del hombre para la reproducción de sus semejantes.

Una tiema damisela, de unos quince años de edad, que jamás había salido de la casa paterna, se paseaba un día con su madre y con un presumido clérigo por la alameda de castaños que con la fragancia de las flores embalsamaban el aire con el sospechoso aroma que acabamos de tomarnos la libertad de mencionar.

.

Flor del castaño

.

-¡Oh! Dios mío, mamá, ese extraño olor- dice la jovencita a su madre sin darse cuenta de dónde procedía-. ¿Lo oléis, mamá … ? Es un olor que conozco.

-Callaos, señorita, no digáis esas cosas, os lo ruego.
-¿Y por qué no, mamá? No veo que haya nada de malo en deciros que ese olor no me resulta desconocido y de eso ya no me cabe la menor duda.

-Pero, señorita…

-Pero, mamá, os repito que lo conozco: padre, os ruego que me digáis qué mal hago al asegurarle a mamá que conozco ese olor.

-Señorita -responde el eclesiástico, acariciándose la papada y aflautando la voz-, no es que haya hecho ningún mal exactamente; pero es que aquí nos hallamos bajo unos castaños y nosotros los naturalistas admitimos, en botánica, que la flor del castaño…

-¿Que la flor del castaño … ?

-Pues bien, señorita, que huele como cuando se eyacula.

.

.

Anuncios

7 pensamientos en “DELICIOSO DOLOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s